Mecanizados.

Mecanizado CNC.

Es una tecnología que se puede aplicar a una amplia gama de operaciones de mecanizado de piezas metálicas. Como consecuencia de la configuración y programación de estas máquinas automáticas, las operaciones de mecanizado permiten fabricar a ritmo acelerado, dando como resultado una fabricación en serie que además es mucho más económica y precisa. Con el mecanizado CNC se pueden realizar mecanizados que con ningún otro proceso se pueden llegar a realizar.

Taladro.

Con este proceso podemos avellanar y roscar (son las opciones más comunes) piezas de metal, tanto para series grandes como para prototipos.

El avellanado es una operación industrial de mecanizado mediante la cual se realiza un rebaje cónico al inicio de los agujeros. Este rebaje permite albergar remaches, tornillos,… sin sobresalir de la pieza o facilitar la entrada para los machos de roscar entre otras utilidades.

Para el roscado se utilizan machos y terrajas, que son unas  herramientas de corte usadas para crear las roscas de tornillos y tuercas en los distintos metales. El macho se utiliza para roscar la parte hembra mientras que la terraja se utiliza para roscar la porción macho del par de acoplamiento.

Corte por cizalla.

La cizalla de chapa es una de las máquinas de corte más sencilla ya que limita su zona de trabajo a cortes rectos. Esto hace que sea una forma de fabricación muy económica. La cizalla de chapa es perfecta para la fabricación de tiras de chapa, rectángulos, cuadrados,… Se puede cortar un espesor máximo de 10mm en distintos materiales.

Fresadora.

La fresadora es una máquina muy polivalente en el sector del metal, perfecta para hacer rebajes, huecos ciegos, caras paralelas,…

Torno.

El Torno es utilizado para fabricar piezas de revolución en metal. Es una herramienta perfecta para realizar mecanizar, cilindrar, cortar, avellanar, desvastar,…piezas de revolución.